¿Es España una democracia?

Seguramente si fuera por la calle preguntando a la gente qué sistema de gobierno sigue España, me responderían que es una democracia. Que nosotros los ciudadanos tenemos el poder. Que las elecciones se consiguieron gracias a la lucha del pueblo, para elegir a los políticos que nos gobiernan porque son gente preparada para ello, aunque luego no cumplan sus promesas y acabemos desconfiando de ellos.

Ahora vamos a recordar cuál es el origen de la democracia (palabra que proviene del griego y significa el poder reside en el pueblo). Fue en la Atenas de los antiguos griegos donde surgió esta forma de gobierno, en la que el poder residía plenamente en el pueblo. Los políticos eran ciudadanos que se presentaban voluntariamente para ocupar un cargo (previamente debían haber pasado un examen para demostrar que no eran unos inútiles) y eran elegidos al azar, de forma que no servía de nada hacer promesas. Por otro lado, todos los ciudadanos asistían también voluntariamente a una Asamblea para aprobar las decisiones ideadas por los cargos, de manera que estos no podían hacer nada sin el consentimiento de la mayoría.

Al comparar estos dos gobiernos nos damos cuenta de que la "democracia" en la que vivimos no es más que un gobierno de una gran minoría sobre el resto, lo que podríamos llamar un gobierno representativo. Que las verdaderas elecciones las mantiene una élite, los políticos son mediocres, somos comprados con promesas y les debemos dar una confianza ciega (incluso sabiendo que desconfiamos de ellos) con nuestro voto.

Por lo tanto creo que ni España ni ningún país denominado democrático está ejerciendo una verdadera democracia, pues son gobiernos representativos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Es posible conocerlo todo?

El problema catalán separatista.

Crítica a la clase de filosofía.